OPINIÓN

"Esta pandemia nos obliga a utilizar los recursos existentes con extrema responsabilidad"

La Lic. Cecilia Pedró, directora de la Lic. en Dirección del Factor Humano, presenta y analiza los diferentes mecanismos adoptados por las organizaciones para enfrentar al coronavirus.

Cecilia Pedró.jpeg
Foto: Lic. Cecilia Pedró, directora de la Lic. en Dirección del Factor Humano en EAN.

El coronavirus es un acontecimiento que atravesó a toda la sociedad y las áreas de RRHH tienen un rol crítico en su liderazgo, ya que buscarán articular los impactos en la gente y el desarrollo del negocio, junto con los líderes de la organización.

En primer lugar, si la empresa no contaba con un protocolo para actuar en episodios de epidemias o pandemias, lo han tenido que desarrollar en conjunto con el Consultorio Médico y/o área de Seguridad e Higiene.

Los detalles del procedimiento de dicho protocolo pueden desencadenar una amplia gama de acciones dependiendo del tipo de organización. Por ejemplo, en las compañías de servicios y atención al público, además de la difusión de información sobre el virus y las medidas preventivas de higiene, ha sido crítico identificar a las poblaciones de riesgo y actuar sobre ellas prioritariamente.

La activación de los mecanismos de teletrabajo y de sistemas de guardias en el lugar físico de la organización han sido otras de las medidas a coordinar, de modo de garantizar la continuidad del funcionamiento de la empresa privilegiando la salud integral de las personas y mitigando los efectos nocivos para la supervivencia también de la organización.

"En las compañías de servicios y atención al público ha sido crítico identificar a las poblaciones de riesgo y actuar sobre ellas prioritariamente"

En las empresas industriales donde el teletrabajo es más difícil de implementar, se han generado cambios en las rutinas laborales a través de establecer mayor distancia para evitar el contacto entre los trabajadores y/o ejecutar los procesos con dotaciones mínimas en los espacios físicos.

Por otro lado, en las organizaciones multinacionales que suelen contar con personal que viaja fuera del país, han suspendido momentáneamente los viajes al exterior, o repatriado -si fuera posible- temporalmente a los extranjeros que estaban prestando algún servicio fuera de su país de modo que transiten esta crisis global junto con su familia.

Una vez que se toman las medidas que aplican a las generalidades de la población y el negocio, suelen aparecer los casos excepcionales, que resultan de una complejidad mayor y requieren poner en marcha estrategias específicas.

Cada vez que una organización se plantee repensar el límite de sus recursos y cómo usarlos eficientemente para el bien de las personas, quienes trabajamos en el área tendremos algo que aportar. Esta pandemia nos instala la siguiente obligación: utilizar los recursos existentes con extrema responsabilidad para contribuir al bien común.

 

Por: Lic. Cecilia Pedró, directora de la Lic. en Dirección del Factor Humano en EAN.

También te puede interesar

(+54) 11 5032-3900 CABA: Av. Córdoba 1690 Capital Federal
Zona Norte: Av. Santa Fe 2162 Martínez
informes@ean.edu.ar