NETWORKING

“Una mayor preparación para una crisis, aumenta el nivel de resiliencia”

El Lic. Esteban Ferrarotti sugirió cómo enfrentar una crisis de la magnitud del coronavirus desde la organización de un equipo de trabajo que contemple un plan de continuidad de negocios hasta la formación de un grupo ad hoc.

Esteban Ferrarotti.png
Foto: Esteban Ferrarotti

El pasado miércoles 17 de junio se realizó el encuentro virtual “Buenas prácticas para organizar un equipo bajo la modalidad online” en el marco del ciclo “Charlas con Especialistas” que desarrolla EAN en respuesta a los temas más cruciales que generó el estado de confinamiento.

El Lic. Esteban Ferrarotti, asesor de Gestión Académica de la Lic. en Administración de Empresas, estuvo a cargo de la conferencia, la cual presentaba los siguientes tópicos: introducción y definición de crisis, Plan de Continuidad de Negocios (BCP), análisis de los riesgos, características principales de un BCP y una serie de buenas prácticas en relación al tema central.

En primer lugar, Esteban recurrió a la norma ISO22301 para definir qué es una crisis, a saber: “una situación con un alto nivel de incertidumbre que afecta las actividades básicas y/o la credibilidad de la organización y requiere medidas urgentes” . En este sentido, el nivel de impacto dependerá del nivel de resiliencia de una organización, entendida como la capacidad de que la compañía tiene de afrontar y recuperarse ante una crisis sufrida adaptándose al nuevo entorno. Por lo cual, “una mayor preparación para una crisis, aumenta el nivel de resiliencia”, aseguró.

Posteriormente, presentó el BCP que suele ser un documento escrito y conocido por todos los integrantes de una organización, el cual determina cómo proceder frente a una situación de crisis. En la siguiente imagen se puede observar el detalle de cada uno de los componentes.

Si bien lo más importante es determinar el nivel de impacto en el negocio, será imprescindible generar redes alternativas de comunicación que permitan mantener al equipo en línea y operar en función de ello.

“Una de las tecnologías más utilizada hoy en día es el whatsapp tanto a nivel laboral como personal”, manifestó Ferrarotti. En este contexto, recomendó definir horarios laborales, no formar grupos de trabajos que contengan a más de 10 participantes y utilizar la herramienta para comunicaciones precisas y no generales. Esta serie de instrucciones están pensadas para hacer un buen uso de la tecnología y evitar posibles interferencias en el proceso laboral.

Por otro lado, también describió cómo utilizar los mails, las videollamadas o videoconferencias y por último, los llamados por teléfono, en disminución en los últimos años dado el crecimiento de las tecnologías anteriormente mencionadas. En todos los casos, el licenciado enfatizó en revisar las fuentes de información y prestar atención sobre la confidencialidad de los datos.

La constitución de un equipo ad hoc es otro de los puntos que fueron tratados durante la charla. En este caso,  Esteban propuso la construcción de un equipo que se active automáticamente cuando se dispara el Plan de Continuidad de Negocios y que dé por cerrado hasta la finalización de la crisis.

Por último, hizo referencia a la necesidad de entrenar a los equipos de trabajo. “Así como se entrena (y luego práctica) a las personas para evacuar un edificio y cumplir determinados roles en un incendio, también se debe realizar dicho entrenamiento respecto de BCP”, comentó. Será necesario entonces, entrenar a quienes ocupan roles especiales, capacitar a toda la organización en la implementación del plan de negocios y establecer un calendario para practicar el plan.

Finalmente, Esteban Ferrarotti les dejó a los participantes del encuentro una imagen que puede resultar clave para una gestión exitosa ante cualquier tipo de crisis.

Por Martín Valle.

También te puede interesar

(+54) 11 5032-3900 CABA: Av. Córdoba 1690 Capital Federal
Zona Norte: Av. Santa Fe 2162 Martínez
informes@ean.edu.ar