OPINIÓN

La innovación aplicada a las empresas

Tecnología + creatividad

innovación.jpeg
Foto: Google

La innovación deberá convertirse en el centro de la estrategia de las empresas del futuro a los efectos de buscar productos y servicios cada vez mejores. Para ello, deberá usarse la tecnología con creatividad e identificar nuevas necesidades de los clientes con flexibilidad e inteligencia. La complejidad de los nuevos negocios requerirá sumar: conocimiento, velocidad y experiencia.

En la actualidad las empresas que quieran mantenerse en el mercado deberán saber aplicar estrategias y capacidades distintivas y entre ellas considerar la aplicación de “internet de las cosas”. Las aplicaciones (apps) en los celulares serán imprescindibles cuando las nuevas generaciones se conviertan en “decisores principales” en infinidad de actividades que hoy todavía no las utilizan.

Se necesitarán empresas que sepan captar tendencias y se vinculen estrechamente con los usuarios de los diversos servicios o productos para una validación permanente y casi instantánea de sus necesidades o requerimientos.

Para lograr lo anterior se requerirá la “claridad mental” y la “mirada fresca” de un principiante para saber ver los desafíos de hoy, pero seguramente con el conocimiento y la experiencia de los especialistas de las generaciones anteriores. 

Estos mecanismos de comprensión de las nuevas necesidades, se vinculan con el denominado “design thinking”(pensamiento de diseño), proceso ideado para ayudar a los equipos de trabajo a ser más creativos. Es un método que tras identificar un problema, observa cómo vive la gente, se apoya en la empatía, aprende sobre ella y sus hábitos para recopilar información, que luego se clasifica en busca de determinados patrones. Descubriendo los mencionados patrones, se decide un plan de acción y se conciben las ideas con las que se construye un modelo o prototipo. Finalmente, la invención se aprueba y se reprueba hasta que funciona.

Será indispensable tener mentalidad digital. No sólo se trata de entender las nuevas tendencias digitales, ni siquiera anticiparlas. Hace falta vivir de acuerdo a sus cánones. Las nuevas generaciones están pasando de la obsesión de tener objetos y velar por ellos a la facilidad de acceder a los servicios que necesiten. Se están recodificando para vivir en un mundo móvil, cambiante y nómade.

Hay que tratar de desarrollar cualquier idea desde el comienzo bajo las reglas del entorno digital (“digital first”). Será relevante aplicar la mentalidad digital a las ideas y también a la acción. La velocidad de respuesta y el facilitar las interacciones son  también elementos centrales.

En esas interacciones hay que saber  eliminar las “fricciones”. Las empresas disruptivas entenderán la necesidad de detectar dichas “fricciones” y resolverlas. Para ello, están más atentas a sus usuarios, escuchan mejor y son más empáticas.

Si las empresas e instituciones no están dispuestas a cambiar e innovar seguramente en breve tendrán menos ganancias o no cumplirán adecuadamente con sus objetivos. Por un lado, un mundo mucho más dinámico e incierto obliga a que para seguir captando valor económico las cosas se realicen de manera diferente. Por otra parte, las nuevas generaciones piden nuevas reglas para ser lideradas, inspiradas y movilizadas. Si a esto le sumamos la volatilidad permanente de los mercados, el único camino que queda es innovar en forma permanente.

*Artículo de NOVUS ORDO. UN NUEVO ORDEN EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS.  Más que una época de cambios. Es un cambio de época.

Autor: OSCAR NAVÓS, Rector de EAN.

 

(+54) 11 5032-3900 CABA: Av. Córdoba 1690 Capital Federal
Zona Norte: Av. Santa Fe 2162 Martínez
informes@ean.edu.ar