EMPRENDEDORES

"Creo en los procesos más que en los números de las planillas"

Entrevista al Lic. Leo Aragües, creador de Kauno Kayaks.

EAN: ¿Cómo nació tu vocación de emprendedor? 

Leo Aragües (LA): Desde niño siempre fui muy curioso, de preguntar, cuestionar e ir un poquito más allá de lo que la realidad me ofrecía. No creo que sea casualidad el hecho de que mi formación académica haya rumbeado para los destinos de la creatividad donde -justamente- la creación es el resultado de la observación, la convivencia y las ganas que le ejerces a tu realidad. Considero que soy emprendedor desde antes de conocer esa palabra, ya que hoy -a la distancia- tengo recuerdos de crear pequeños objetos que luego comercializaba en la vereda de la casa de mi abuela.

Según el Programa EMPRETEC de Naciones Unidas (NU) uno de los comportamientos esenciales de los emprendedores exitosos es la "Búsqueda de Oportunidades". A lo largo de mi vida no solo las he buscado sino que también, en algunos casos las he generado y no siempre con fines lucrativos. Hablar de vocación me lleva a pensar en propósitos personales; a la luz de mi recorrido esos propósitos se han ido transformando, madurando, cambiando; pero siempre han manifestado una fuerte convicción alrededor de la cultura del trabajo y (como me gusta mucho decir) la creación de nuevas realidades, tanto personales como colectivas.

EAN: ¿Cómo se llama tu proyecto, cuál es el ámbito de aplicación, público de interés y en qué etapa se encuentra? 

(LA): Desde el año 2012 llevo adelante KAUNO ® Kayaks desarmables, donde diseñamos, construimos y comercializamos las primeras y únicas embarcaciones estructurales desarmables de Argentina (www.kauno.com.ar ). Si bien puede enmarcarse dentro de la industria náutica, este producto despierta atracción e interés de manera generalizada y no solo del sector específico, ya que manifiesta un alto grado de innovación y novedad. Hecho que nos ha permitido alcanzar numerosos reconocimientos como el "Sello Buen Diseño Argentino 2018", otorgado por el Ministerio de Producción de la Nación, entre otros.

Actualmente, contamos con talleres de producción propios que nos permiten abastecer la demanda interna que se enfatiza en la época estival. También en 2018 realizamos nuestra primera exportación a Uruguay mediante el programa Exportá Simple y desde julio de 2019 contamos con un representante comercial en Cataluña que es la firma Riumar Kayak, la tienda especializada más grande de España.

EAN: ¿Sentís que con el paso de los años y la experiencia que te da emprender vas aprendiendo nuevas cosas? ¿Podrías mencionar algunas y cómo las aplicás hoy en día? 

(LA): Si, definitivamente. Estoy convencido que emprender tiene más que ver con el "ser" que con el "hacer" y es por eso que toda la experiencia acumulada en estos años no solo me ha fortalecido empresarialmente sino también me ha enriquecido como persona. No concibo un emprendimiento o una empresa que pierda de vista su propósito, su ideal o se deje seducir pura y exclusivamente por resultados.Creo en los procesos más que en los números de las planillas. He tenido la oportunidad de vincularme con muchas personas que han fertilizado mis conceptos y otras que me han pegado una buena podada. En todos los casos el saldo siempre ha sido a favor de mi persona  y/o en virtud de mis emprendimientos, pero destaco que la experiencia más enriquecedora se manifiesta cuando conectás con el otro/a que está atravesando la misma realidad que vos ó que ya la atravesó y la comparte.

En plena era tecnológica donde lo objetivo está resuelto o por resolverse es indispensable preservar y alentar lo subjetivo que son esos vínculos, ideas, gestos, formas y hasta me animo a decir productos y servicios que nos vinculen con una parte mayor de humanidad. Me permito referenciar a José Ingenieros cuando en su libro “El Hombre Mediocre“ define:

“Vivir es aprender para ignorar menos; es amar para vincularnos a una mayor parte de humanidad; es admirar para compartir las excelencias de la naturaleza y de los hombres; es un esfuerzo por mejorarse, un incesante afán de elevación hacia ideales definidos”.

Emprender ha sido el medio que me permitió y permite aprender a vivir mejor.

EAN: ¿Alguna vez “bajaste los brazos”? ¿Qué te motivo para seguir adelante? 

(LA): Hay determinados lujos que los emprendedores no nos podemos dar; bajar los brazos es uno de ellos. A veces me he sentido algo solo, pero nunca abatido. El recorrido emprendedor es muy sinuoso e incierto y las variables que por momentos se manifiestan en la escena nos condicionan o superan. Como navegante que soy he aprendido que “ningún mar en calma hace experto a un marinero” así que las “tormentas” nos permiten conocernos mejor y saber de qué estamos hechos para así ganar confianza en nosotros mismos. La confianza en sí mismo es otro de los comportamientos emprendedores que propone el Programa EMPRETEC (NU) para consolidar una conducta emprendedora eficaz.

EAN: Si le tuvieras que dar tres consejos a quien da sus primeros pasos en el ecosistema emprendedor ¿cuáles serían? 

(LA): Más que consejos les propongo 3 preguntas poderosas que me movilizaron desde un principio y cada tanto me las sigo formulando. Vale aclarar que no habrá respuestas que estén bien ni mal, pero si las habrá sinceras, honestas y profundas; a ello los invito: ¿Quién soy?, ¿Por qué hago lo que hago? (NO “para qué”) y ¿Cómo y con quién(es) imagino mi vida dentro de 5 años? ¿...y dentro de 10?

EAN: ¿Cómo ves la cultura emprendedora en el país? ¿Identificas fortalezas, debilidades…? 

(LA): La cultura emprendedora y del trabajo está sumamente arraigada en el ADN argentino. En algunas lagunas de nuestra historia nacional hemos perdido el norte colectivo y desembarcamos en pequeños puertos de mezquindad y pereza. Hoy día soplan buenos vientos en favor de políticas públicas para el desarrollo emprendedor que merecen que nos arremanguemos y salgamos a remarla.

Un país es como una embarcación en la que navegamos todos, cada uno cumpliendo su rol específico con la esperanza de llegar a buen puerto. Creo que hoy el desafío al que estamos llamados es este: Identificarnos con el rol que ocupamos y arremangarnos para hacerlo de la mejor manera posible conscientes de que nuestro rendimiento individual incide directamente sobre los resultados colectivos.

El clima no siempre será el ideal, pero si es posible consolidarnos como una tripulación que esté a la altura de las circunstancias sabiendo que lo único que viene gratis de arriba es la lluvia (...risas...).

EAN: En tu paso por EAN ¿cómo sentiste la interacción con los alumnos?. Desde tu experiencia, ¿qué les aportaste?
 

(LA): Debo reconocer que en un principio, cuando fui convocado por Marcelo Dutra, me dio un poquito de impresión la idea de que un Licenciado en Arte esté disertando en una Escuela de Negocios (...más risas...).

Ha sido un gran gusto poder compartir mi historia, de momentos más personal que emprendedora, con un público de lujo.  Me sorprendió muchísimo el grado de atención de las/os estudiantes dado que era viernes a casi última hora, les extiendo mis felicitaciones. Hablar desde el corazón acorta distancias, esa cercanía, la que propone el llano, es la que sentí al compartirles mi testimonio. Espero haber avivado esa llama emprendedora que todos tienen, pero más me interesa haber podido contagiar las ganas de construir nuevas realidades.

La Escuela Argentina de Negocios me resultó una institución maravillosa que irradia calidad profesional y calidez humana. Espero volver pronto.

EAN: Volviendo a tu emprendimiento ¿cuáles son los planes que tenés a mediano plazo? 

(LA): Si bien por estos días estoy lanzando mi tercera unidad de negocios con una impronta sustentable, inclusiva y ambiental para la región rosarina, me encuentro cada vez más involucrado con equipos de gestión de políticas públicas emprendedoras. Hay un camino que conozco muy bien por haberlo recorrido y cuento con la voluntad de compartir ese “mapa”.

Es preciso incorporar el concepto de que emprender no solo busca alcanzar objetivos de rentabilidad sino también que eleva la calidad de vida de toda una sociedad que se desenvuelve  ante paradigmas cada vez más vertiginosos.

Observar, pensar, planificar, ejecutar y medir son las acciones propias de toda gestión saludable cuyo interés, ni más ni menos, es crear nuevas realidades. Éste es hoy el mayor de mis propósitos.

EAN: Por último, ¿emprendedor se nace o se hace? 

(LA): Como te dije anteriormente, para mí, emprender tiene más que ver con el "ser" que con el "hacer". Es como la energía eléctrica que, siendo una, acciona los más variados artefactos. La energía la tenés o no la tenés, sin embargo está muy bueno que hoy podamos contar con “baterías recargables”, “generadores” y “fuentes de energía renovable” para cuando se nos corta la luz (...risas finales...).

También te puede interesar

(+54) 11 5032-3900 CABA: Av. Córdoba 1690 Capital Federal
Zona Norte: Av. Santa Fe 2162 Martínez
informes@ean.edu.ar